La tarde del miércoles, en el transcurso de la tarde, se reportó un accidente automovilístico sobre la carretera estatal Ometepec-Xochistlahuaca, justo en la curva del Zopilote, pasando la comunidad de Arroyo de Barranca Honda, en donde afortunadamente sólo se registraron daños menores y no hubo heridos.

Según datos oficiales proporcionados a este medio, en el accidente estuvo involucrado Mauricio Salazar, quien conducía un autobús de color blanco con gris, con placas de circulación 850-RK-9, y que a simple vista se podía observar un rótulo que decía “Turismo”, con número económico 022, quien dijo que provenía de Toluca y viajaba con rumbo a Xochistlahuaca, para llevarse a un grupo de habitantes a Culiacán, Sinaloa, a trabajar en el campo. Así mismo, dijo ser parte de la empresa Turismos López.

El segundo conductor sólo dijo responder al nombre de Emilio, originario de Ometepec y conducía un vehículo de la marca Ford tipo Aveo color gris, con las placas de circulación HBY-447-A. Éste comentó que es empleado de una empresa farmacéutica en el municipio de Ometepec, en donde radica.

Fuentes locales informaron que el accidente ocurrió alrededor de las 6:20 de la tarde, cuando el autobús viajaba con dirección a Xochistlahuaca a exceso de velocidad e invadiendo el carril contrario, por lo que al llegar a la curva del Zopilote, al dar el giro trató de frenar, ya que vio que un automóvil viajaba en la dirección contraria, pero no alcanzó a hacer la maniobra e impactó parte de la puerta izquierda trasera al automóvil, quien logró volantear para evitar el encontronazo.

Afortunadamente no se registraron heridos, por lo que los conductores, después de intercambiar acusaciones, acordaron que esperarían a las aseguradoras para que éstas determinaran qué procedería.

Así mismo, se comentó que el autobús viajaba con pasajeros, quienes decidieron bajarse y continuar su camino a bordo de combis.