Por Ezequiel Flores Contreras

El diputado federal priista con licencia, señalado de presuntos actos de corrupción y promotor de los gasolinazos, Ricardo Taja Ramírez, se registró este sábado como precandidato a la alcaldía del puerto de Acapulco.

Acompañado por el exgobernador René Juárez Cisneros, así como el exalcalde de Acapulco vinculado con el narco, Manuel Añorve Baños -ambos considerados como los principales operadores del gobierno de Héctor Astudillo Flores- Taja Ramírez arribó este medio día a la sede estatal del PRI, ubicada al poniente de esta capital, en medio de un contingente de acarreados para vitorear.

El diputado federal priista, quien pidió recién licencia, no sólo avaló la reforma energética impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto, también en diciembre de 2016, votó a favor de la liberación del precio de la gasolina en el Congreso de la Unión con sus homólogos del tricolor procedentes de Guerrero, entre ellos Julieta Fernández Márquez, esposa de Añorve Baños.

Así como Silvia Rivera Carbajal, Salomón Majul González, Verónica Muñoz Parra, Beatriz Vélez Núñez y su apéndice priista, Arturo Álvarez Angli del Verde.

En junio de 2016, la zona conurbada del puerto de Acapulco fue tapizada con mantas donde acusaron a Taja Ramírez de presuntos actos de corrupción, mismos en los que involucraron a los hijos del gobernador Héctor Astudillo Flores, Héctor Antonio y Ricardo Astudillo Calvo.

“Diputado Ricardo Taja deja de andar diciendo que el gobernador te pide comisión y que tienes negocios con sus hijos, que la comisión la entregas a Pedro Ocampo y menos digas que estás enterado del problema que tuvo el gobernador con su hijo hace tiempo cuando llegaron a golpes. Ten palabra y no te escudes en eso para no cumplir con tus compromisos, atente a las consecuencias. Pedrito A”, decía textual el mensaje.

Al respecto, el gobernador Astudillo atribuyó este mensaje a “un empresario”, del que se negó a mencionar su nombre, pero lo acusó de pretender extorsionarlo.