Texto y foto: María Avilez Rodríguez

Chilpancingo, Guerrero. “Mi hijo era inocente, exijo justicia”, gritó la madre del joven Geovani, –hallado asesinado antes de la medianoche del jueves en la Autopista del Sol en Zumpango–, en el cortejo fúnebre hacia el panteón central en Chilpancingo este sábado donde decenas de familiares y amigos demandaron justicia .

Al cortejo fúnebre acudieron más de 70 personas, partió del libramiento a Tixtla al panteón central donde se vio una caravana de carros, caballos y tlacololeros que al frente portaban una lona en la que exigían justicia para el joven.

La lona la portaban dos jóvenes, tenía la foto del joven y se leía: “Otro inocente más. Geovani Vélez García. Justicia”. En medio del cortejo iba un caballo blanco con un globo con el nombre del joven. Después iban tlacololeros que bailaban con la música de la banda de chile frito.

En una carroza gris iba el cuerpo de Geovani, también una mujer abrazada del ataúd lleno de flores blancas, madre del joven, quien gritó, “mi hijo era inocente, exijo justicia”.

La madre de Geovani no dejó de llorar y entre lágrimas y gritos manifestó que: “mataron a un inocente, a un muchacho que se dedicaba a sus caballos, era hijo de familia, por qué señor, por qué mataron a mi hijo inocente, era un buen cristiano, se dedicaba a Dios”.

Continúo: “justicia señor, justicia, ya es justo. –respiró profundo y dijo-. Primero mataron a mi hermano y cinco meses después a mi hijo. Se llevan a gente inocente. Ya paren malditos sicarios, ya,”, gritó la madre.

El cortejo siguió hasta llegar al panteón central, donde los esperaban más familiares y amigos, para sepultar los restos del joven.

El 5 de enero en su cuenta de Facebook Geovani publicó, “es feo ver cómo las familias sufren y se destrozan a causa de la inseguridad que estamos viviendo, es esta triste realidad que a familias enteras nos destrozan y a otras a irse lejos de aquí, ya no es libre nadie de salir tranquilamente, todos están expuestos, recuerdo hace unos años cuando se podía salir tarde a las calles a cenar sin problemas, se respetaba la vida. Nadie merece morir por ninguna razón, todos somos hijos, padres, hermanos (…)”.

(En la imagen: Familiares y amigos del joven Giovanni hallado asesinado en la Autopista del Sol en el municipio de Eduardo Neri (Zumpango) exigieron justicia en el cortejo fúnebre hacia el panteón central de la capital. Foto: María Avilez Rodríguez)