Por: Juan José Romero

Chilpancingo, Gro.- Con al menos 15 cambios de maestros y trabajadores administrativos del Colegio de Bachilleres es como cierra el año el Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres (SUTCOBACH).

Alfredo Ramírez Gracia, dirigente de esta organización dio a conocer que producto de la inseguridad, algunos maestros y trabajadores administrativos solicitaron su cambio debido amenazas y extorsiones de que fueron objeto en sus respectivos centros de trabajo.

“Algunos maestros tuvieron la necesidad de pedir cambios, solicitar permisos, retirarse de su centro de trabajo, desafortunadamente en algunos lugares no fue posible el trabajo de manera regular frente a grupo”, señaló.

Puntualizó que se trata de trabajadores de las zonas de Tierra Caliente, Costa Grande, Montaña Baja y Acapulco en donde se han registrado este tipo de situaciones por lo que llamó a las autoridades a estar pendientes para que no se repitan estos casos que a decir de Ramírez García son muchos y delicados.

Mencionó que es preocupante porque debido a esta situación cientos de alumnos del nivel medio superior han sido abandonados por los problemas de inseguridad.

Recordó que recientemente (en noviembre), se registró una amenaza para los maestros del plantel 32 de Acapulco, pero que “afortunadamente no pasó a mayores por la intervención del Ejército mexicano y esperemos que eso no siga sucediendo en los próximos años”.

En materia económica, el dirigente sindical cierra el año con un rezago para el Cobach de casi ocho meses para el pago de los jubilados por concepto de gratificaciones que asciende a ocho millones de pesos, así mismo agregó que existe otro pendiente del gobierno estatal de agregar recursos porque se reunió con el Subsecretario de Finanzas, Tulio Pérez Calvo para ver la posibilidad de que estos recursos para el Programa de Previsión Especial (SEFI) fueran entregados antes de concluir el o en los primeros días del 2018 y que ascienden a siete millones de pesos además de las aportaciones para el pago de gratificaciones cuyo monto es de 3.5 millones de pesos y el pago al Estímulo al Desempeño Académico que corresponde a ,600 mil pesos más una deuda atrasada de 800 mil pesos para el programa denominado FIAR y estímulos por años de servicio para los trabajadores administrativos, indicó.

“Esperemos que en los primeros días de enero sean atendidos por el colegio, por el gobierno del estado para dar cumplimiento a los derechos de los trabajadores”, que suman 150 trabajadores entre administrativos y académicos, apuntó.

En global el adeudo que mantienen con los trabajadores asciende a 50 millones de pesos los cuales dijo Ramírez espera sean pagados en enero del próximo año.