*** Bajo amenazas fue víctima de un “robo expréss” en las oficinas del periódico “La Razón”, de donde es trabajador, y ahora lo acusan por haber entregado dinero de la empresa a los delincuentes

API

Chilpancingo, Gro, a 10 de Abril del 2018 .- Cinco personas son señaladas por el robo de dos cajas fuertes del diario La Razón (en la Ciudad de México), tres hombres y dos mujeres, entre los cuales se encuentra el comunicador Herí Manuel González Carvajal, donde él es trabajador e hijo del periodista en Guerrero, Carmelo González Guerrero.

Según la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX), los hechos ocurrieron a las 11:30 horas del miércoles, 4 de abril, en las instalaciones del periódico La Razón.

“Dos personas ingresaron a las instalaciones del periódico como ‘cerrajeros’, una tercer persona los contrató, una cuarta les facilitó el acceso al lugar, y una quinta persona solo fue identificada como testigo de los hechos”, indica la Fiscalía.

Según las autoridades, “elementos de la SSP-CDMX recibieron el reporte de robo y lograron detener a las cinco personas, para luego trasladarlas a las instalaciones de la Procuraduría capitalina”.

Por lo que el comunicador Herí Manuel González Carvajal fue detenido como presunto responsable del delito de robo agravado en pandilla, luego de que se registrara un asalto el pasado miércoles en las instalaciones del diario La Razón.

El lunes, periodistas, familiares y amigos, encabezados por Carmelo González, padre de Herí, interpusieron una queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, afirmaron que el joven, subdirector y editor de la página web de “La Razón”, es inocente, y exigieron su liberación inmediata.

Pidieron la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y afirmaron que el comunicador Heri, quien trabaja desde hace 9 meses en esa empresa, está preso por algo injusto. “La defensa de mi hijo ya está pidiendo los videos de las instalaciones del periódico La Razón”, señaló Carmelo González.

“Heri estuvo becado en España y es un buen estudiante de la Universidad Autónoma de Guerrero, y alumnos de todo el mundo que estudiaron en España con él, se están uniendo para protestar a su favor”, agregó.

Lamentó que la empresa no respalde a su trabajador y, acusó a las autoridades de justicia de la Ciudad de México, de violar sus derechos humanos, ya que no le han permitido verlo.

Además, aseguró que su hijo no niega que fue quien entregó el dinero de la empresa a los delincuentes, pero siempre bajo amenaza telefónica, quienes le dieron datos precisos y nombres junto a las amenazas, por lo que el editor web no tuvo otra opción.

Prueba de su inocencia, dijo, es que no huyó después del robo. “Se quedó en las oficinas a la espera de las autoridades y sus jefes; si el hubiera sido cómplice, se hubiera ido también”. (Agencia Periodística de Investigación)

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre