Por: Mario R. Romero

En la política mexicana tenemos, válgase la repetición, políticos sinvergüenzas, amnésicos, cínicos y soberbios, los adjetivos sobra para denominarlos por la desfachatez en que han caído, lo más triste de todo esto es que esta sociedad mexicana no tiene memoria.

Hace un poco más de una semana nos enteramos que el locuaz, ex diputado, ex senador y ex alcalde de Acapulco, Félix Salgado Macedonio, buscará ser senador por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), ¿en qué mundo vivimos? señoras, señores, jóvenes futuros de esta Nación, mujeres que representan el mayor número en nuestro país, no dejen pasar a este sinvergüenza que poco o nada ha hecho cuando ha estado en cargos de elección popular o gobernando.

Félix Salgado Macedonio tiene un triste historial de pillerías, de malos manejos de recursos públicos, de contar entre sus allegados a personajes de negro historial, pero sobre todo, de haber sido el que abrió la puerta a este baño de sangre que padece hoy Acapulco, sí, este señor, orgullo de Las Querendas, inició con la guerra entre delincuentes cuando era alcalde de este puerto.

¿Acaso ya se les olvidó el hecho sangriento de La Garita, las cabezas dejadas en el escritorio del ex munícipe y no en las escaleras del ayuntamiento del Papagayo, como se dijo?

Solamente hay que recordar ciudadanos de Acapulco y de Guerrero que Salgado Macedonio no hizo nada por frenar la violencia y la guerra desatada por el control de la venta y distribución de las drogas.

Y que por él Acapulco ahora es la ciudad más peligrosa del mundo y ocupa el primer lugar nacional en homicidios dolosos, producto de la confrontación de bandas que ha generado este clima de inseguridad.

Hoy un “Iluminado” que ya se siente presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en un acto de soberbia y de antidemocracia, decidió que Félix Salgado Macedonio sea el candidato a senador por Morena.

Lo único que queda para impedir que llegue al Poder Legislativo es que usted como elector recuerde todos los atropellos cometidos por Salgado Macedonio y lo rechace vía las urnas para que no llegue a una curul.

Ya basta de que políticos sinvergüenzas, saqueadores, cínicos y de oscuro historial, lleguen a cargos populares para seguir viviendo del presupuesto.

Hay que detenerlos por el bien de México y de Guerrero. No más Félix Salgado Macedonio

Resumen
Salgado Macedonio fue quien abrio las puertas del baño de sangre en Acapulco
Nombre del Articulo
Salgado Macedonio fue quien abrio las puertas del baño de sangre en Acapulco
Descripcion
En la política mexicana tenemos, válgase la repetición, políticos sinvergüenzas, amnésicos, cínicos y soberbios, los adjetivos sobra para denominarlos por la desfachatez en que han caído, lo más triste de todo esto es que esta sociedad mexicana no tiene memoria.
Autor
Publicador
Informativo Noticias Acapulco
Logo del publicador