Acapulco, Gro .-El hijo del periodista Carlos Domínguez Rodríguez, asesinado de 21 puñaladas en Nuevo Laredo, Tamaulipas, demandó a las autoridades que le otorguen medidas de protección a él y su familia, pues temen sufrir alguna agresión por parte de quienes le quitaron la vida a su padre.

Carlos Domínguez hijo concedió una breve entrevista en Acapulco, tras la velación de los restos de su padre, y reclamó que a pesar del artero crimen que le arrebató la vida a su progenitor, hasta el momento ninguna autoridad le ha brindado seguridad a su familia, que incluye a dos de sus hermanos que aun radican en aquella ciudad fronteriza.

Estoy exigiendo seguridad para mis dos hermanos que viven en Nuevo Laredo y mis sobrinos, porque hasta ahora se han preocupado más por resguardar los restos de él (su padre) que en proteger a mi familia. A nosotros nos parece mucha faramalla y poca acción, porque ¿para qué lo cuidan a él si ya no está aquí?”, recriminó.

La tarde del pasado sábado, el periodista Independiente Carlos Domínguez Rodríguez fue asesinado de 21 puñaladas cuando detuvo su automóvil en un semáforo. Otras tres per­sonas que acompañaban al ahora occiso resultaron ilesas en el ataque con arma blanca que perpetró un grupo de per­sonas contra el comunicador.

“Reiteramos nuestra exigencia para que nos hagan llegar ese beneficio (seguridad), creo que lo debemos tener, ya que nos sentimos inseguros en Nuevo Laredo, donde ya no va a ser igual para nosotros esa ciudad, por lo que nos pasó”, reiteró.

Domínguez Rodríguez estudió y trabajó en la Facultad de Turismo de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) y continuó su preparación en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), de donde emigró hacia Tamaulipas.

Hasta el día de su muerte se dedicaba a laborar como periodista Independiente en temas especializados de política lo­cal.

Con este crimen suman 248 periodistas asesinados desde 1983 en todo el país, además de un locutor y ocho trabajadores de prensa.

Lo sepultan en Nuxco La tarde de este miércoles fue despedido el periodista Carlos Domínguez, asesinado en Tamaulipas, cuyos restos fueron sepultados en la playa de Nuxco, municipio de Tecpan de Galeana, lugar de origen de su esposa.

El cuerpo del periodista, que fue trasladado de la Ciudad de México, y fue velado en la funeraria Gayoso de Acapulco.