“No somos criminales”, gritan médicos de Guerrero; piden legislación en justicia y salud

*** Marchan en Chilpancingo, Acapulco, Zihuatanejo e Iguala, para exigir la liberación del doctor Luis Alberto Pérez Méndez, encarcelado en Oaxaca

*** Reprochan que con la reforma en Salud, se busca que el médico sea responsable por algún deceso, no la Secretaría

Jonathan Cuevas/API

Chilpancingo, Gro. 08 de Abril del 2018.- Con el grito de “Somos médicos, no somos criminales”, trabajadores del sector Salud de Guerrero marcharon en Chilpancingo, Acapulco, Zihuatanejo e Iguala, como parte de una jornada nacional de lucha en respaldo al médico Luis Alberto Pérez Méndez, encarcelado en Oaxaca.

En la capital del Estado, unos 40 trabajadores de la Secretaría de Salud se pusieron sus batas y salieron en marcha del parque Margarita Masa de Juárez, con dirección al sur, hasta llegar al Zócalo.

 

Durante el recorrido que cruzó las avenidas Insurgentes, Benito Juárez, parte de la calle Francisco I. Madero y el andador Zapata, lanzaron consignas contra el sistema de justicia actual, y mostraron pancartas en las que se plasmaron sus demandas que llevan la exigencia de no criminalización a los médicos.

Algunos iban acompañados de sus hijos vestidos de médicos, y dijeron entender la postura y el dolor de los padres o familiares de los pacientes, sin embargo, precisaron que a veces se les juzga de forma ignorante, como es el caso de Luis Alberto.

El médico Luis fue juzgado y encarcelado en Oaxaca por el fallecimiento de un menor de edad de nombre Edward, quien el 26 de noviembre de 2017 sufrió una fractura complicada de codo al caerse de un complejo de juegos en Huitzolandia, en ese mismo estado.

El infante fue atendido en el hospital Del Valle, e intervenido quirúrgicamente por el doctor Luis Alberto, especialista en traumatología y ortopedia, sin embargo, el menos tuvo una mala evolución médica post operatoria que culminó en la muerte.

El 02 de Abril de 2018, la Fiscalía de Oaxaca encarceló al médico, y “sin haberse concluido el desahogo de pruebas y peritaje médico, le inculparon el delito de homicidio doloso”; reprocharon.

Por tanto, consideran esto como un acto de abuso de autoridad porque no es acorde con la atención que se brindó al menor y con ningún acto médico, y calificaron al doctor Luis Alberto como un profesional con trayectoria limpia y proyección social reconocida en Oaxaca.

Durante el mitin al final de la marcha, varios médicos alzaron la voz y reclamaron al Gobierno que se les trate igual que a un delincuente, cuando su preparación y estudios fueron siempre para salvar vidas.

Además de pedir la liberación de su compañero de Oaxaca, solicitaron que se legisle en materia de justicia y salud, para evitar que los trabajadores sean víctimas de injusticias.

“Le pedimos a los legisladores de nuestro país los cambios necesarios en las leyes para juzgar a los médicos de forma diferente, no igual que como se juzga a cualquier persona que asesina de forma intencionada a otro ser humano”, exigió la doctora Marlon Miranda.

Erika Salgado lanzó un llamado a las instituciones públicas, a quienes encabezan al sector Salud en el Estado de Guerrero y todo el país, el Seguro Social y el ISSSTE, para que no criminalicen al personal médico.

Destacó que una muerte no es responsabilidad directa del galeno que atiende a un peciente, cuya responsabilidad es salvar la vida, siempre y cuando esté tenga todas las garantías, insumos, equipo, capacitación y equipo suficiente profesional necesario.

A los encargados de las instituciones pidió que se involucren en la responsabilidad de los médicos que atienden a un paciente, y reclamó que en en la reforma de Salud se pretende que el responsable directo de la atención de una persona sea el médico, no la institución.

Otra doctora pidió el apoyo de la ciudadanía para que se les pueda seguir brindando un servicio adecuado, destacando que el médico jamás tiene la intención de matar a una persona, más bien, su trabajo es salvarle la vida.

Por tanto, también exigió a las autoridades estatales y federales no ponerlos en el mismo estatus que a un criminal o un asesino, pues hasta el momento así ha sido porque se les procesa legalmente con el delito de homicidio doloso.

La doctora Verónica Ortiz precisó que hay reacciones adversas de los pacientes a los medicamentos, que es lo que sucedió con el paciente de su compañero de Oaxaca, por lo tanto, se les está juzgando de forma ignorante, ya que es algo muy diferente a un error o negligencia médica.

Los galenos anunciaron que hay ya una convocatoria a un paro nacional a partir del día 13 de este mes, y advirtieron que la lucha no cesará hasta que el médico Luis obtenga su libertad.

En Iguala, unos 25 médicos se concentraron y realizaron un mitin afuera de la sala de urgencias del Hospital General. En Acapulco y Zihuatanejo, se realizaron marchas bajo la misma exigencia. (Agencia Periodística de Investigación)

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre